Categoría: Fotografía

JPEG y RAW

Las cámaras digitales graban automáticamente las fotos en formato JPEG,  pero las cámaras más avanzadas, entre ellas todas las réflex y muchas de las híbridas, también admiten archivos RAW Con el formato JPGE, la calidad de imagen se comprime durante la grabación. Con el formato RAW, la imagen únicamente se guarda y no sufre ningúb tratamiento. Este formato presenta un verdadero valor añadido para los fotógrafos profesionales.

El término RAW proviene del inglés y significa crudo. Esto quiere decir que si toma las fotografías en este formato, se grabarán con la calidad más alta posible y sin procesamiento. No se produce ninguna pérdida de datos y se conservan todos los tonos de color. Además, no reciben ningún tratamiento en cuanto a nitidez y saturación de los colores, por ejemplo. La foto es, por tanto, lo más pura posible, lo que aumenta las posibilidades de procesamiento de la imagen.

Es mucho más fácil editar una foto en formato RAW, lo que significa que podemos recuperar una foto fallida. En formato JPEG, sin embargo, es difícil corregir un mal balance de blancos, mientras que en formato _RAW, se podrá corregir cualquier toma sin pérdida de calidad. Lo mismo vale para la exposición. En teoría, el formato JPEG permite solo una corrección de uno o dos pasos como máximo, lo que aumenta el ruido de la imagen considerablemente.

jpeg-raw

El modo macro

Existe una cierta confusión en torno al modo macro. No se trata solo de un tipo de objetivo, sino también de un modo de la cámara. Comencemos con el aparato: al elegir el modo macro, el dispositivo sabe que se quiere fotografiar un objeto de cerca y lo tendrá en cuenta a la hora de enfocar (el enfoque se realiza en función de la distancia a la que se encuentra el sujeto).

Los objetivos intercambiables permiten obtener el efecto macro (a veces representado por un tulipán) en su longitud focal máxima. Algunos objetivos poseen un conmutador macro que, una vez activado, permite que el objetivo enfoque a distancia más corta de lo habitual. Esta función ofrece una ampliación de 1:2, pero ya no podrá enfocar (tampoco a distancia). Este modo ofrece resultados bastantes buenos, pero su rendimiento no es comparable al de una verdadera lente macro, que ofrece un aumento de 1:1.

En el caso de las cámaras compactas, el modo macro proporciona un verdadero valor añadido: el enfoque se puede efectuar desde muy cerca y el sujeto aparece muy grande en la imagen. Gracias a su pequeño sensor, las mejores cámaras compactas ya pueden enfocar a un centímetro de distancia del objeto que se quiere fotografiar y, además, reducir el riesgo de desenfoque.

DSC_1169

A %d blogueros les gusta esto: